Mamá dame permiso de tomar a Papá

Todos los seres humanos requerimos nutrirnos de la energía masculina de nuestro padre para fortalecer nuestra fuerza interior que nos impulsa a ir hacia afuera, hacia el logro de nuestras metas, hacia los objetivos que nos trazamos en la vida.